Casas de Acogida

Quieres saber más? Pues sigue leyendo...
¿Qué son las casas de acogida para perros? ¡Te lo contamos!
Si quieres ayudar a las mascotas sin hogar pero no puedes permitirte adoptar una permanentemente, ¡las casas de acogida para perros pueden ser una buena opción a considerar! Te contamos en qué consisten las casas de acogida y cómo puedes tener una. ¡Empezamos!
 
 
Qué son las casas de acogida para perros
 
Las protectoras de animales buscan alojar, proteger y ayudar a los animales sin hogar o en cualquier otro tipo de situación desfavorecida y funcionan a base de voluntarios que prestan su tiempo y trabajo. Estas asociaciones sin ánimo de lucro refugian a las mascotas en sus instalaciones y ponen todo lo que estos animales necesitan. Pero ¡hay tantos animales abandonados que muchas veces no dan a basto! De hecho, es físicamente imposible alojar a todos los animales que lo necesitan por pura falta de espacio.
 
Aquí es donde juegan un papel fundamental las casas de acogida para perros. Es una opción con la que cuentan las protectoras y los refugios cuando no pueden hacerse cargo de más animales. Estos hogares están seleccionados por la propia protectora y trabajan codo con codo; la casa de acogida se ofrece para adoptar y cuidar temporalmente a uno o varios animales, por lo general perros y gatos. En cuanto a la manutención de la mascota, nuestra asociación corre con los gastos de alimentacion siempre que haya donaciones y veterinario. 
Pero si la casa de acogida quiere hacerse cargo de la alimentación para nosotras sera de una gran ayuda. 
 
Las casas de acogida para perros tienen un carácter temporal, se trata de cuidar a estos animales mientras se les busca un hogar definitivo.
 
Ventajas de las casas de acogida para perros
Qué ventajas tienen las casas de acogida para perros
 
¡Muchas! De hecho, tienen ventajas para todos:
 
Ventajas para la casa de acogida
Convertir tu hogar en una casa de acogida para perros puede ser una experiencia muy gratificante y enriquecedora. Algunas de las ventajas de ser casa de acogida son:
 
Si nunca has tenido mascota, es una buena oportunidad para establecer un primer contacto y ver si estás dispuesto a dar todo lo que necesitan de ti. Así podrás valorar tener una mascota permanente, ya con cierta experiencia.
Disfrutas de la compañía y amor de una mascota sin tener una responsabilidad a largo plazo.
Te sentirás útil al saber que estás ayudando a uno o varios animales.
No estarás solo: la protectora de animales te ayudará y te dará todo el soporte que necesites.
Te dará tranquilidad saber que la protectora volverá a hacerse cargo del animal cuando tú no puedas.
Ventajas para la mascota
Tendrá un techo y un sustento, en lugar de luchar por sobrevivir cada día en la calle.
Será feliz al compartir su vida con una familia, un entorno mucho más cálido y entrañable que un refugio de animales.
Tendrá la oportunidad de aprender a socializar con personas y animales.
Si es un perro traumatizado, el entorno del hogar le ayudará más a recuperarse.
Una casa de acogida puede ser una oportunidad de adopción permanente. ¡Muchos adoptantes temporales acaban enamorándose de las mascotas y se las quedan definitivamente!
Ventajas para la protectora de animales
 
No estará tan colapsada y podrá prestar mejor atención a los animales que tenga.
Si te haces cargo de los gastos de los animales que acojas, ayudarás económicamente a la asociación.
Para una protectora, una casa de acogida para perros aporta tanto como los voluntarios. 
Podrán dar un hogar y oportunidad de recuperación a animales especialmente vulnerables ¡gracias a tu atención personalizada y tu cariño!
Consejos para ser casa de acogida para perros
Si quieres convertir tu hogar en una casa de acogida para perros, ¡es estupendo! Os beneficiará a los dos. Te animamos a que te informes muy bien y pidas consejo a protectoras o refugios de tu ciudad. Nosotros te damos algunos consejos que debes tener en cuenta antes de dar el paso, para que analices tu situación y así puedas encontrar al animal más compatible contigo:
 
No acojas más animales de los que puedas atender
 
Parece obvio, pero es muy importante. Precisamente el objetivo de las casas de acogida para animales es dar el mismo servicio que las protectoras, ayudarlas cuando no dan más de sí. ¡No podrás hacerlo si eres tú el que está sobrecargado!
 
Si es la primera vez que acoges mascotas, empieza por sólo una, dos como mucho, hasta que vayas adquiriendo más experiencia.
 
Acoge animales que se adapten a tu estilo de vida
No es recomendable, por ejemplo, acoger a perros grandes y muy activos si no pasas mucho tiempo en casa o si no te gusta hacer demasiado ejercicio. Una vez llegue a casa, tendrás que satisfacer todas sus necesidades, así que asegúrate de que vas a poder y querer hacerlo.
 
Consejos para ser casa de acogida para perros
 
No acojas a animales enfermos si tienes otras mascotas
Si no tienes otros animales, no hay problema. Pero si ya tienes mascotas propias, no acojas a animales con enfermedades, especialmente si son infecciosas. No tiene ningún sentido que, para cuidar a un animal, pongas en peligro la salud de otro.
 
¡No dudes en pedir ayuda!
Es muy normal que tengas dudas, especialmente si es tu primera vez como casa de acogida para perros. No tengas ningún problema en pedir todo el asesoramiento que necesites a la protectora de animales, estarán encantados de resolver todas tus dudas y ofrecerte apoyo.
 
Las casas de acogida para perros son la prueba de que siempre hay algún modo de ayudar a los animales si realmente queremos. Y tú, ¿te animas a ser casa de acogida?
© 2019 SOS DOGs. All Rights Reserved.